viernes, 27 de septiembre de 2013

Cremas WELEDA: Primeras impresiones


En esta ocasión os traigo la reseña de una crema que estoy probando gracias a Bopki, una empresa que te permite probar de manera gratuita productos de todo tipo a cambio de tu opinión sincera (para mas información y si os interesa registraros, pinchad aquí).

Se trata de la crema de granada de Weleda, indicada para pieles maduras, aunque también tienen otras variedades (Citrus- para pieles normales-, espino amarillo- para pieles secas-, y rosa mosqueta- para pieles normales y secas)
En realidad no sé muy bien por qué me han mandado a mi la de pieles maduras, tengo 27 años!!! Creo que me hubiera venido mejor cualquiera de las otras variedades, pero bueno, como tengo la piel bastante seca, seguro que esta no me va tampoco mal…



El caso… Cuando abrí la caja en la que venia tanto la talla normal como las mini tallas y muestras, me sorprendió muy gratamente, ya que aunque me mandasen la talla de tamaño original de granada, también iba a poder probar el resto.



El packaging es llamativo, con colores intensos y alegres. La textura de la etiqueta no es suave, sino más bien ligeramente áspera.

El dosificador es tipo “pull” o “push”., como lo queráis llamar. Eso es algo que no me acaba de convencer, ya que no sé si por mala suerte con mi envase o por qué, pero está un poco duro y como hay que pulsar varias veces, extender el producto y volver a pulsar, ya tienes las manos con crema y se hace aún más difícil.
Respecto a la cantidad de producto que sale cada vez que pulsamos, lo veo un poco insuficiente, pero quizás sea mejor así ya que al tener un dosificador de este tipo, prefiero que salga producto por defecto que por exceso.


En cuanto al olor, es algo fuerte para mi gusto, con un cierto toque medicamentoso o incluso a alcohol, pero porque yo soy mas bien de olores suaves. Es sí, perdura el olor un montón y eso es algo súper agradable, aunque el olor de la variedad que me ha tocado a mí no sea del todo de mi gusto (aún tengo que oler las demás variedades)

Sin embargo en mi opinión, esto son cosas “secundarias”, ya que a mí por lo menos lo que más me importa es que el producto es sí, es decir, la crema, haga lo que tiene que hacer: hidratar, reafirmar, y hacer que luzca una piel bonita y regenerada.

La textura del producto es muy agradable, ni muy espesa ni muy líquida, y por tanto se extiende perfectamente y fácilmente. Además se absorbe rápidamente, aunque estoy segura que eso también es porque yo tengo la piel bastante seca y chupa la crema como si no hubiese un mañana.

¿Dónde lo podemos encontrar? En en farmacias, parafarmacias , herbolarios o tiendas especializadas en productos naturales. Ademas en la web de Weleda hay un buscador para localizar los puntos de venta más cercanos. Enlace aquí.
¿Precio? De 12 a 16 euros, dependiendo de donde lo compremos.
¿Tamaño? En mi caso, me enviaron el tamaño de 200 ml.

Ya os iré contando los resultados que voy obteniendo con la crema. Esta es mi visión con la primera aplicación… Espero que os haya gustado!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates